60 MEDIDAS SALUDABLES: NOVIEMBRE

Desde la COMISIÓN DE IGUALDAD atendiendo a la necesidad de trabajar en un entorno laboral saludable y con motivo del 60 ANIVERSARIO DE MUTUA GALLEGA durante este año 2018 queremos haceros participes de las 60 MEDIDAS SALUDABLES que nos ayudarán a proteger, promover la salud, seguridad, bienestar y cuidar nuestras condiciones de trabajo. Continuamos avanzando con 5 nuevas medidas. Poco a poco mantendrás tu estrategia de salud en el tiempo.

1. HAZ TU EMPRESA MÁS SOSTENIBLE: ESTRATEGIA RESIDUO CERO Y SISTEMA DE RETORNO.

El presente modelo económico lineal de “tomar, hacer, desechar” se basa en disponer de grandes cantidades de energía y otros recursos baratos y de fácil acceso, pero está llegando ya al límite de su capacidad física. La economía circular es una alternativa atractiva y viable que ya han empezado a explorar distintas empresas.

Por definición, la economía circular es reparadora y regenerativa, y pretende conseguir que los productos, componentes y recursos en general mantengan su utilidad y valor en todo momento. Retorna tiene como objetivo fundacional el 'Residuo Cero', buscando así la reducción al máximo de la generación de residuos y siendo la implantación de un Sistema de Retorno de envases el primer paso.

El concepto 'Residuo Cero', sintetiza una práctica internacional que se manifiesta de diferentes maneras. Plantea un objetivo y una dirección, también es una estrategia, es un mensaje y a la vez una herramienta de comunicación, es una expresión que reclama un paradigma nuevo.

Pero además, es el nombre de una red de instituciones, organizaciones ciudadanas y empresas, unidas por la voluntad de avanzar, a partir de evitar la generación de residuos y el rechazo a los tratamientos finalistas (vertedero e incineradora), hacia una gestión de materiales y una producción y consumo sostenibles.

Residuo Cero no significa necesariamente que no haya ningún residuo. Se trata de avanzar hacia una economía circular en que todo residuo pueda ser transformado en materia prima desde un punto de vista que maximice la sostenibilidad.

Se trata de evitar:

- La generación de residuos que puedan ser evitados.
- La disposición de residuos en vertederos e incineradoras que puedan ser reutilizados, reciclados o compostados.
- La generación -vía ecodiseño- de los residuos que no puedan ser asimilados por el medio y, los residuos para los que no haya ninguna tecnología sostenible que pueda integrar o transformar en un nuevo producto.

2.- INTRODUCE LA MÚSICA EN TU VIDA. 2º PARTE
“La música es el verdadero lenguaje universal”. Carl María Von Weber


Beneficia la disminución del estrés. Un mínimo del 25% de las enfermedades que sufrimos están asociadas al estrés.

  • Escuchar media hora de música suave aunque sea dos veces por semana, reduce significativamente los niveles de estrés y ansiedad.
  • Estimula el cerebro.
  • La música con ritmos fuertes hace que la concentración permanezca más aguda y los pensamientos más alerta.
  • Escuchar música suave, en cambio, mejora la capacidad de concentrarse durante más tiempo, y promueve un estado de calma y meditación.
  • No solamente provoca bienestar y aumenta la creatividad, sino que el efecto dura aún después que la música haya dejado de sonar.
  • Aumenta el optimismo. La música también puede ser usada para trasladarnos a un estado de ánimo mucho más positivo. Gracias a la música recordamos momentos felices, pero también aumentamos la autoestima y la confianza en nosotros mismos.
  • Hace de medicina emocional.
  • Otro de sus múltiples beneficios es que cuenta con la virtud de cambiar el ánimo de una persona rápidamente, y ayuda a tener autocontrol, mejora el poder de seducción y vence la timidez.

Todo eso hace que la convierta en uno de los mejores remedios para uno mismo.

3. CONSUME ALIMENTOS DE TEMPORADA.

Las frutas más características del invierno son los cítricos, como las naranjas, las mandarinas y los pomelos, frutas que contienen ácido cítrico (responsable de su característico sabor ácido), que potencia la acción de la vitamina C. Esta vitamina, además de reforzar el sistema inmunitario y prevenir las infecciones, favorece la absorción del hierro de los alimentos e interviene en la formación de los huesos, los dientes, las articulaciones y los glóbulos rojos.

Los cítricos también contienen aceites esenciales que podemos obtener sólo de estas frutas, porque nuestro organismo no los puede sintetizar. Las fresas y fresones también son frutas ácidas propias del invierno, ricas en vitamina C. Tanto los cítricos como los fresones tienen muy pocas calorías y contienen mucha agua y fibra. Los frutos secos, como la avellana, la almendra, las nueces y los piñones, se recolectan en otoño pero, como se guardan en óptimas condiciones, se consumen en abundancia durante el invierno. Tienen unas propiedades muy beneficiosas para el organismo, ya que contienen grasas saludables: los conocidos Omega3.

Además, son una fuente muy importante de proteína vegetal. Contienen gran cantidad de minerales (potasio, magnesio, calcio y fósforo) y vitaminas (como la A, el grupo B y E). El contenido en sal es muy bajo y ayudan a controlar los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre. Como tienen un elevado valor calórico, se aconseja un consumo habitual en poca cantidad. De todas, la nuez es la que contiene más grasa. Todos son ricos en fibra.

4.- QUIERE MUCHO A TU CORAZÓN.

Duerme bien.
Un descanso nocturno correcto, se asocia a una mejor salud cardiovascular. Un estudio publicado en European Journal of Preventive Cardiology, ha puesto de manifiesto que aquellas personas que duermen un mínimo de siete horas al día, reducen hasta en un 65%el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.  

Come sano

Un reciente trabajo dado a conocer en el New England Journal of Medicine, asegura que la dieta mediterránea (predominio de frutas, verduras, pescado, carnes magras, legumbres y aceite de oliva), acompañada de frutos secos, disminuye tanto el riesgo cardiovascular como la mortalidad por alguna dolencia del corazón.

Pon freno al estrés
Desde 2012, la Guía europea sobre prevención de la enfermedad cardiovascular en la práctica clínica incluye el estrés como factor de riesgo para el buen funcionamiento de la bomba vital, ya que es un detonante de la hipertensión arterial. Si se instala de forma habitual en nuestra vida cotidiana, acaba afectando a la salud general.  

Mantente activo
El ejercicio físico moderado, como caminar 5 km –el equivalente a una hora– al día, es una prescripción básica para mitigar el riesgo de sufrir accidentes cardiovasculares. Y si no dispones de ese tiempo, tampoco es excusa: un reciente artículo del Journal of the American College of Cardiology ,demuestra que correr solo entre cinco y diez minutos diarios reduce la mortalidad. Evita el sedentarismo y cambia el coche por la bici siempre que puedas. La salud es la mayor posesión.

La alegría es el mayor tesoro. La confianza es el mayor amigo. Lao Tzu

ComentariosComentar

Rellene los siguientes datos y envíe su opinión. Gracias

  • Nombre:
  • Email:
  • Opinión:
  • No hay comentarios disponibles.

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. | OK