MEDIDAS SALUDABLES SEPTIEMBRE

Desde la COMISIÓN DE IGUALDAD atendiendo a la necesidad de trabajar en un entorno laboral saludable y con motivo del 60 ANIVERSARIO DE MUTUA GALLEGA durante este año 2018 queremos haceros participes de las 60 MEDIDAS SALUDABLES que nos ayudarán a proteger, promover la salud, seguridad, bienestar y cuidar nuestras condiciones de trabajo. Continuamos avanzando con 5 nuevas medidas. Poco a poco mantendrás tu estrategia de salud en el tiempo.

1.- CUIDA TU VOZ

La voz es el sonido que se produce cuando el aire pasa de los pulmones a través de la laringe o caja de la voz. En la laringe se encuentran las cuerdas vocales, dos bandas musculares que vibran para emitir los sonidos y que se pueden lastimar con cierta facilidad. Para mantener una voz sana los expertos recomiendan:

- Beber agua y evitar el alcohol: Mantener un buen estado de hidratación asegura una óptima lubricación de las cuerdas vocales. Por ello se recomienda reducir el consumo de aquellas sustancias que producen deshidratación, como las bebidas alcohólicas o las que contienen cafeína.
- No fumar: El tabaco produce cáncer de pulmón y garganta, en particular, y en muchos otros órganos. En concreto, da lugar a cambios permanentes en el tono de la voz, su naturaleza y su capacidad.
- No hacer mal uso de la voz: La voz no es indestructible, por lo que hay que intentar no gritar ni elevar la voz mucho cuando se está en ambientes ruidosos. Si notamos que nuestra garganta se reseca mucho o que la voz se está volviendo ronca debemos dejar de hablar.
- No aclararse la garganta a menudo: Si carraspea con frecuencia se recomienda acudir al especialista, puesto que puede estar causado por reflujo, enfermedades alérgicas y/o de los senos paranasales.
- Dormir suficiente: La voz es muy sensible a la falta de sueño. Dormir menos de seis horas produce predisposición a padecer lesiones vocales.
- Evita tóxicos: no solo tabaco y alcohol, sino especialmente ciertos fármacos. Los antihistamínicos y algunos otros fármacos resecan toda la mucosa laríngea, no abuses de ellos.
- No abuses de caramelos de menta, mentol o eucaliptus porque resecan la mucosa orofaringea.
- Cero estrés. La tensión psicológica aumenta el grado de contracción de las cuerdas y predispone a las lesiones, por lo que es muy importante mantener la calma para no levantar la voz.
- Mantén una buena higiene bucal y vocal. Tan importante es seguir las recomendaciones anteriores como cepillarse diariamente los dientes de forma correcta.

Si utilizas la voz profesionalmente, debes cuidarla como un profesional:
* La laringe es un órgano sexual secundario, todo cambio o alteración hormonal (menstruación, uso de anticonceptivos, embarazo, menopausia) pueden influir en tu rendimiento vocal.
* Busca momentos de descanso vocal (al menos 5 minutos) durante el uso de la voz.
* Al igual que todos los demás músculos de la economía corporal, las cuerdas vocales son músculos que hay que entrenar y calentar para usarlas y estirar/relajar al final de su uso profesional.
* Consulta con un especialista si tu voz cambia o se cansa excesivamente.

2.- INTRODUCE EL CONSUMO DEL HUEVO EN TU DIETA

La proteína del huevo tiene una excelente composición en cuanto a aminoácidos esenciales, así como una buena digestibilidad. De hecho, el huevo contiene casi todos los nutrientes esenciales para los humanos (sirve para el mantenimiento de función ocular, protección de la piel, las membranas celulares, las neuronas y el metabolismo).

Una persona con buena salud puede consumir un huevo al día. El huevo es un alimento rico en colesterol, sobre todo la yema. Se pueden consumir 3-4 veces/semana, aunque el colesterol esté por encima de los niveles normales. Existen múltiples estudios que indican que otros factores, como el sedentarismo o el sobrepeso, tienen tanta influencia o más sobre el colesterol que la ingesta de huevo. Preferentemente se ha de comer cocido y no frito.

Un análisis comparativo de 8 estudios publicado en la British Medical Journal demostró que, salvo en personas diabéticas, no existe una relación directa entre el consumo de un huevo al día y el aumento del riesgo cardiovascular. La yema tiene más colesterol (ácidos grasos) que la clara, pero no por ello tenemos que prescindir de esta parte, porque las grasas son necesarias y la cuestión está en los hábitos alimenticios. Por ello, si a un huevo hervido o a una tortilla le sumamos un poco de verduras, una ensalada o una rebanada de pan integral con aguacate, este alimento no tiene por qué desaparecer de la cocina.

3.- HIDRÁTATE, ¡NO SOLO EL AGUA HIDRATA!

Tal y como indica la Sociedad Española de Cardiología, el agua supone entre un 50 y un 70% de nuestra masa corporal, y cuando disminuye ese porcentaje, el funcionamiento de los órganos puede presentar dificultades. Es lo que ocurre si llegamos a deshidratarnos, una situación en la que se puede deteriorar rápidamente la función renal, llevando incluso a la aparición de arritmias.  Por eso, especialmente en verano, cuando perdemos más líquido del habitual por el calor, debemos estar alerta para adelantarnos a una posible falta de hidratación.

Las altas temperaturas hacen que sudemos más, lo que significa pérdida de líquido, y de ahí la insistencia de los especialistas en que prestemos atención a las necesidades de agua de nuestro cuerpo sobre todo en época estival. La clave está en beber un mínimo de agua diaria, incluso aunque no tengamos sed, para cubrir la demanda de hidratación del organismo asegurándonos de que nuestros órganos funcionan como deberían, incluido el corazón. Síntomas ante los que estar alerta

Además de la sed, hay otros signos que nos avisan de que necesitamos hidratarnos. Especialmente en ambientes calurosos, la sed puede acompañarse de:

- mareos
- cefalea
- aletargamiento
- boca seca
- calambres musculares
- sudor frío
- en situaciones extremas, visión borrosa e incluso pérdida de conocimiento

Recomendaciones

Las necesidades varían de unas personas a otras y también dependen de las condiciones ambientales y de la actividad física desarrollada.

En cualquier caso, si llegamos a tener sed es que ya hemos llegado tarde porque hemos comenzado a deshidratarnos. Como norma general se recomienda que los niños de entre 9 y 13 años consuman unos 2,1 litros diarios y las niñas, 1,9. A partir de esa edad, las mujeres deberían consumir al menos 2 litros diarios, algo más si están embarazadas o en periodo de lactancia, mientras que para los hombres la cantidad aconsejada es de 2,5 litros.

Además, estas recomendaciones pueden servir de ayuda:

- Evita en lo posible estar en espacios abiertos sin sombra en las horas centrales del día.
- No esperes a tener sed para beber agua.
- Consume alimentos ricos en agua como frutas y hortalizas frescas.
- Controla la ingesta de alcohol.

4.- NO DEPENDAS DE LA COMIDA PROCESADA

Es cómodo llegar a casa, sacar comida del congelador y calentarla en el microondas. Igualmente es más fácil hacer una sopa o crema instantánea, pero esta clase de alimentación se volverá más y más dañina para tu salud. Compra productos naturales y frescos, y procura cocinarlos tú. Hacer una ensalada o asar una pechuga no lleva mucho tiempo y existen recetas sencillas y rápidas de preparar.

Los alimentos ‘altamente procesados’ o ‘ultraprocesados’ son aquellos que, elaborados por procedimientos industriales a partir de ingredientes –que no de ningún alimento completo–, son comercializados para su consumo ‘directo’. Es decir, no hay que cocinarlos; basta con sacarlos de la bolsa –o de la lata–.

Algo que puede resultar muy útil en la cada vez más frenética ‘vida moderna’, hasta el punto de que se estima que estos alimentos ultraprocesados suponen hasta el 50% de todas las calorías diarias que se ingieren en muchos países occidentales. Pero hay un problema: estos productos que, en opinión de numerosos nutricionistas, no pueden ser llegar a ser considerados ‘alimentos’, contienen cantidades muy elevadas de sal, grasas y azúcares y muy bajas de vitaminas y fibra.

Tal es así que, cuando menos en teoría, no pueden calificarse como ‘demasiado’ saludables. Y según un estudio dirigido por investigadores del Instituto Nacional de la Salud y de la Investigación Médica de Francia (INSERM), no lo son. Y es que, de acuerdo con los resultados, estos alimentos ultraprocesados se asocian a un mayor riesgo de cáncer.

5- DA RIENDA SUELTA A LA CREATIVIDAD

La creatividad fomenta la agudez mental, es además una muy buena forma de expresión personal, de autoconocimiento. Debemos permitirnos dejar rienda suelta de vez en cuando a esa energía, pintar un lienzo, escribir un relato corto, hacer manualidades, inventar algún aparato nuevo, pintar una pared de casa con motivos… Se trata de buscar hobbies más activos que ver la televisión.

ComentariosComentar

Rellene los siguientes datos y envíe su opinión. Gracias

  • Nombre:
  • Email:
  • Opinión:
  • No hay comentarios disponibles.

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. | OK